Un diputado británico dijo que hay que tratar a los pesqueros extranjeros “como al Belgrano”

Diario La Nación – Bs.As.

El gobierno argentino condenó “enérgicamente” las “lamentables” declaraciones del eurodiputado británico Robert Rowland quien, a través de las redes sociales, pidió que los buques pesqueros extranjeros reciban “el mismo trato que el Belgrano”, en referencia al crucero hundido por la Armada inglesa durante la guerra de Malvinas, causando la muerte de 323 tripulantes argentinos.

“El Gobierno argentino condena enérgicamente las lamentables declaraciones del eurodiputado británico Robert Rowland, realizadas a través de redes sociales el día 10 de julio”, expresó anoche la Cancillería argentina a través de su cuenta oficial de Twitter.

“Sus dichos deshonran la memoria de las 323 víctimas que perecieron en el hundimiento del Crucero ARA General Belgrano en 1982, ofenden a sus familiares y demuestran un marcado desprecio por la vida humana”, aseveró la cartera encabezada por el canciller Jorge Faurie.

Rowland, un administrador de fondos de inversión, realizó las polémicas declaraciones a través de Twitter al hablar sobre “el restablecimiento de la soberanía” sobre las aguas británicas, al celebrar a una diputada del Parlamento Europeo, June Mummery, por unirse al comité de pesca del Parlamento Europeo.

“Estamos detrás de todos nuestros pescadores y la restauración de la soberanía sobre nuestras aguas. ¡200 millas de zona de exclusión para cualquier barco pesquero extranjero tendrá el mismo tratamiento que el Belgrano! Bien hecho June. Estamos 110% con usted y nos aseguraremos de que les causes un infierno en el comité”, escribió el eurodiputado.

Sus dichos causaron críticas y cuestionamientos de otros eurodiputados, como el liberal demócrata Chris Davies, quien fue elegido esta semana para presidir el comité de Pesca en el Parlamento Europeo.

“Eso es un llamado a la muerte de personas, un llamado a los pescadores de otra nación a morir en nuestras aguas. Eso es malvado. Eso me da náuseas”, dijo Davies.

Tras el repudio de la cancillería argentina a las declaraciones del diputado británico, se sumó a la polémica -a modo de disculpas- el embajador británico en Argentina, Mark Kent.

“La conflictividad no lleva a nada. Mismo hay posiciones diferentes en algunos puntos, siempre que hay que tener respeto. Los valores humanos que nos unen. Tenemos una agenda moderna de beneficio mutuo y una agenda humanitaria. Y seguimos en ese camino. Respetamos a los caídos”, dijo Kent a través de Twitter, en respuesta al pronunciamiento de la Cancillería.

Durante la guerra de Malvinas, el Crucero General Belgrano fue atacado por el submarino nuclear británico HMS Conqueror y dejó 323 tripulantes muertos del total de 1.093 hombres y mujeres que iban a bordo.

El hundimiento del Belgrano se produjo el 2 de mayo de 1982 a las 17, fuera de la zona de conflicto establecida durante la Guerra de las Malvinas. Dos torpedos MK-813 lanzados por el Conqueror impactaron en la popa y la proa y el buque comenzó a sumergirse en el agua.

CESAR LERENA: Inidep ¿Instituto de Investigación o delibery británico?

Sitio de Internet – El Retrato de Hoy – Mar del Plata

Me he ocupado durante décadas de defender la tarea de la investigación pesquera y, con ello, a los científicos y técnicos del INIDEP; ahora, una cosa es hacer investigación independiente y otra, tener un Instituto intervenido que responde a las consignas insustentables del Ejecutivo y colabora con el invasor británico en Malvinas. (Cesar Lerena)

Sin malos entendidos

Seré preciso para evitar malos entendidos: colaborar con el invasor, es acordar con éste la investigación conjunta de los recursos pesqueros argentinos en el Atlántico Sur, fuera y dentro de la arbitraria y prepotente Zona de Exclusión Británica, aportándole al Reino Unido el buque de investigación argentino Victor Angelescu y los científicos del INIDEP, formados y perfeccionados por el Estado Nacional, acercándole a estos ocupas, toda la información pesquera necesaria para que los ingleses sigan sosteniéndose en Malvinas, ratificando, lo que el Director británico de Recursos Pesqueros John Barton manifestaba el 14 de marzo de 2012: «Sin las Licencias de Pesca no hubiéramos sobrevivido en Malvinas» y, ello es así, porque el 75% de los recursos económicos de las Islas provienen de la pesca.

Nada más evidente que los hechos: ni durante, ni una vez concluida esta «investigación conjunta» los buques pesqueros argentinos podrán ingresar a la zona de exclusión impuesta por los ingleses y, por el contrario, lo harán los cientos de buques extranjeros que pescan con licencia ilegal británica.

Los buques extranjeros depredan nuestros recursos

El INIDEP no puede prestar información a los administradores ilegales de Malvinas y a través de éstos a los buques extranjeros que depredan nuestros recursos pesqueros dentro de la Zona Económica Exclusiva o fuera de ella, sobre las especies migratorias o asociadas, extrayendo más de un millón de toneladas anuales que provocan un desequilibrio biológico en el Atlántico Sur y  compiten con productos de origen argentino en los mercados internacionales con las empresas radicadas en el continente argentino.

Y, aún más, no puede prestarse información al enemigo porque lo prohíbe la Constitución Nacional, la Ley de Defensa Nacional y, desde lo específico, la ley 24.922. Puede resultar un poco duro utilizar la palabra enemigo para referirse al invasor británico, pero, parece la más adecuada para definir a «alguien que resulta contrario o antagónico a uno mismo o a lo propio» y porque «la enemistad surge por un desacuerdo extremo e intolerante entre ambos países» que ya lleva 186 años y que, en la confrontación de 1982 por recuperar el territorio nacional murieron 629 argentinos y quedaron más de mil heridos.

Debe haber equilibrio entre las partes

Y, aunque la voluntad general sea caminar hacia una amistad entre los pueblos, las condiciones para hacerlo deben ser de equilibrio entre las partes y no la cesión total e incondicional por parte de Argentina, mientras Gran Bretaña se niega sistemáticamente a negociar la soberanía de Malvinas, a pesar de que las N.U. y toda la comunidad internacional se lo reclame.

El Art. 119º de la Constitución Nacional precisa: «La traición contra la Nación consistirá únicamente en tomar las armas contra ella, o en unirse a sus enemigos prestándoles ayuda y socorro…».

Por otra parte, la Ley de Defensa Nacional establece las bases jurídicas, orgánicas y funcionales fundamentales para la preparación, ejecución y control de la defensa nacional, y tiene la finalidad de «garantizar de modo permanente, la soberanía e independencia de la Nación Argentina, su integridad territorial y capacidad de autodeterminación…» y esa defensa abarca, no solo los espacios continentales, sino las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y demás espacios insulares, marítimos y aéreos, así como el Sector Antártico Argentino y, ello constituye un derecho y un deber para todos los argentinos (Ley 23.554 art. 2º, 5º y 6º y Ley 15.385).

La ley no autoriza a suministrar información

Finalmente, la Ley 24.922 solo habilita al INIDEP a cooperar con organismos nacionales y provinciales (Art. 11º) y, por lo tanto, no está autorizada a hacerlo a terceros países y mucho menos suministrarle información que, en todos los casos, debe ser evaluada previamente por el gobierno nacional (Art. 13º).

Al mismo tiempo el Reino Unido está impidiendo al INIDEP establecer el Rendimiento Máximo Sostenible Anual (Art. 12º) de todo el Atlántico Sur, porque no tiene acceso directo y cierto de las capturas extranjeras y no puede relevar todo el territorio marítimo nacional y, por lo tanto, los invasores británicos incumplen con los art. 17º a 27º de la citada ley, depredando el recurso y provocando «excesos en la explotación y efectos dañosos sobre el entorno y la unidad del sistema ecológico» y, en lugar de proteger los derechos preferentes de la Nación en la condición de Estado Ribereño (Art. 22º) el INIDEP realiza tareas conjuntas con el Reino Unido para conocer los recursos naturales argentinos del área de influencia de Malvinas, colocando en un plano de igualdad a Gran Bretaña, como si se tratara de otro Estado Ribereño, sin una disputa territorial, quebrantando todas las Res. de las N.U. relativas a la explotación de los recursos naturales de los países ocupados.

Los ocupantes británicos explotan ilegalmente los recursos

El Código Internacional de Conducta Responsable de la FAO precisa: «Los Estados deberían adoptar las medidas de conservación, ordenación y el uso sostenible de los recursos pesqueros. Éstas, deberían basarse en los datos científicos y estar concebidas para garantizar la sostenibilidad de los recursos, promoviendo una utilización óptima y su disponibilidad para las generaciones actuales y futuras». Ello no es posible, mientras los ocupantes británicos exploten ilegalmente los recursos, a través de licencias pesqueras, consolidando esta actividad construyendo puertos con la colaboración de empresas españolas, otorgando licencias y, constituyendo, incluso, sociedades con empresas pesqueras de esta nacionalidad.

En este estado, la Argentina no puede prestar cooperación alguna, porque no solo está poniendo en juego los derechos territoriales y las toneladas que capturan ilegalmente los buques extranjeros habitados por Gran Bretaña, sino que a la luz del reciente Acuerdo de la Unión Europea-MERCOUR estaría aceptando que esas capturas sean tratados como originarias de los Buques de Bandera (los que no son de los Estados Ribereños), según las Reglas de Origen Sección A del citado Acuerdo.

“El gobierno argentino colabora con invasores”

En el momento, que, con motivo del Brexit, Gran Bretaña y con ello Malvinas, como territorio de Ultramar de la U.E., perderán los beneficios arancelarios de pertenecer a la Unión Europea y el MERCOSUR firma un Acuerdo al respecto, el gobierno argentino, colabora con invasores de Malvinas a mantener su economía y comercio.

Desde la creación del INIDEP pocos directores reunieron los requisitos de la ley. Muchos fueron delegados del Subsecretario, en otros casos éste asumió la función y, en ocasiones, se intervino. La presente es una de ellas; pero, los investigadores del INIDEP siempre estuvieron indicándole a los Subsecretarios de turno los límites de la sobreexplotación. Así ocurrió con los Acuerdos Marco con la URSS-Bulgaria, con el de la Unión Europea, con el charteo de calamar o con el festival de permisos de merluza de entonces o del langostino de hoy. Nunca ocurrió que se pusiese el INIDEP al servicio extranjero y mucho menos de quienes ocupan en forma prepotente 1,6 millones de km2 de nuestro territorio marítimo e insular y otorgan licencias pesqueras por 25 años.

¿El INIDEP al servicio de los británicos?

Raramente, el Interventor, que pone el INIDEP al servicio de los británicos, es un Almirante retirado de la Armada, que parece conocer muy poco de soberanía nacional y mucho menos de pesca, a juzgar por el rol que cumple a pie juntillas. Su intervención en el Senado de la Nación, el pasado 18 de junio de 2019 es una prueba de ello:

Marcelo Lobbosco, de él se trata, subrayó en esa reunión que el INIDEP «abarca la totalidad de la problemática del Mar Argentino, por ende, tratamos cuestiones que son también comunes a otros países», dejando poco claro a qué otros países se refería, porque, en el Mar Argentino, hay una sola Zona Común, que es la acordada por el Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo en 1973 con la República Oriental del Uruguay, no habiendo cuestiones comunes en el Canal del Beagle ni en el llamado “Mar de la Zona Austral”, derivadas del Tratado de Paz y Amistad entre la Argentina y Chile, firmado en 1984. No creemos que Lobbosco incluya dentro de esos países al Reino Unido, aunque es verdaderamente temerario en su informe cuando dice: «hicimos prospecciones -o tenemos previsto hacerlas- dentro de la Zona Económica Exclusiva o, mejor, autotitulada “exclusiva” por los ingleses» al referirse al Mar Argentino que rodea a las Malvinas.

No existe una “Zona Exclusiva Inglesa”

No es, ni una “Zona Económica Inglesa” ni una “Zona Exclusiva Inglesa”. Este Interventor le da legitimidad a la Proclama Nº 4 de 1986 del Gobernador Inglés ilegítimo en Malvinas, que estableció una Zona de Exclusión Pesquera denominada «Zona Provisional de Conservación y Administración de Pesquerías (FICZ)», un arbitraria área de exclusión que, luego se ampliaría, a los límites establecidos por la CONVEMAR y, en la que -como hemos dicho- está prohibida al ingreso de los buques pesqueros argentinos, pero, que el responsable del INIDEP insiste en prestarle servicios a los ingleses, a través de este «Acuerdo de Conservación Conjunta argentino-británica de los recursos marítimos argentinos en el Atlántico Sur» firmado el 28 de noviembre de 1990, destinado a evaluar la situación de los recursos pesqueros desde la altura de la Península de Valdez (Latitud 45ºS), por encima del Golfo de San Jorge de Chubut hasta debajo de las Islas Sándwich del sur (Latitud 60ºS), es decir, no solo en la FICZ, sino frente a los mares de Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego y la Antártida, consolidando la ocupación británica en Malvinas y el Atlántico Sur y Océano Austral.

No hay informes de impacto

Llama la atención que, teniendo a su cargo la totalidad de la problemática marítima no haya sido convocado el INIDEP a la hora de licitar las áreas de exploración de hidrocarburos offshore, para el impacto sísmico y físico sobre las áreas sensibles de los recursos, a pesar de que «es necesario una prospección antes, durante y después» y, como bien refieren los investigadores del INIDEP si bien «existe innumerable bibliografía, no es aplicable directamente a nuestros recursos». Aunque el Sr. Lobbosco, entienda, vaya a saber con que conocimiento académico, que estas acciones «afectan de forma diferente según la especie” (sic) (¿?).

También que la Intervención no haya elaborado un informe relativo al daño ecológico que producen las capturas ilegales en el mar argentino por parte de buques extranjeros y, sugerido al Poder Ejecutivo Nacional, las medidas técnicas necesarias para erradicar estas extracciones ilegales de buques españoles, chinos, coreanos etc. con o sin licencia británica. Tal es el desorden, que, en el caso de los cuatro stocks de calamar, del mar argentino, el más importante el del Sur, que los investigadores del INIDEP sostienen que «es el que se comparte con Malvinas (con los británicos en la ZEE Argentina) y, para manejarlo, se necesitan saber todas las capturas. No puede haber un manejo exitoso si desconocemos cuánto se pesca; mucho más cuando afuera se está pescando más que adentro. Si acá hay 70 barcos, afuera hay 300, entonces, todo está muy desbalanceado».

El Rendimiento Máximo Sostenible de las Capturas le corresponde al Instituto

Por otra parte, cuando varios asesores, en esa misma reunión, le preguntaron al Interventor, cuál proyecto de renovación de la flota le parecía más adecuado, en atención a que alguno preveía otorgar cuotas de pesca como incentivo, respondió, que «esos temas, al igual que la sobreexplotación de los recursos no le atañen al INIDEP sino a la subsecretaría», desconociendo, que el Rendimiento Máximo Sostenible de las Capturas le corresponde al Instituto a su cargo, al igual que la determinación anual de especies excedentarias y otras cuestiones relativas a la disposición de los recursos; por cierto, opiniones que fueron contradichas por la Directora Nacional de Investigaciones del INIDEP, que al respecto dijo: «Nosotros elevamos todas las recomendaciones a la autoridad de aplicación y, esta es la que concede las cuotas a la flota, es decir que esta está limitada por la cifra que el INIDEP recomienda. Nosotros somos los responsables de decir: se puede pescar esto».

Menos del 20% de los buques llevan observadores

Al tiempo que dejaba claro el propio Lobbosco, que menos del 20% de los buques pesqueros llevan observadores y aceptaba en silencio que «estamos frente a una reducción de personal; un día de barco sale diez mil dólares, con lo cual, imagínense (los asesores de los Senadores) que a veces no se cuenta con los recursos como para hacer las campañas de todos los recursos y de todos los datos que se necesitarían».

Pero lo alucinante estaba por llegar, el Asesor del Senado disparó la pregunta clave (a modo de anzuelo) sobre el calamar Illex argentinus, el que da sustento a los británicos en Malvinas:

“…(transcripción oficial del Senado)

-ASESOR: ¿Para el manejo adecuado del calamar estiman necesario un 40% de escape de las capturas para asegurar que la próxima generación de también se exitosa, no es así?

-INVESTIGADOR: SI.

-ASESOR: Pero hablaste también de 300 buques que están pescando afuera, de otra nacionalidad, ¿ese 40% por ciento se escapa también?

-INVESTIGADOR: NO, el 40% de nosotros. Nosotros indicamos: «corresponde cerrar la pesquería porque detectamos que ya estamos en el 40 por ciento de escape. ¿Quién cierra la pesquería? La Argentina»

-LOBBOSCO: Claro.

-INVESTIGADOR: Afuera los 300 siguen pescando. Esta es una pesquería totalmente desregulada. Nada de lo que podamos hacer nosotros acá… Y para el recurso es totalmente negativo, por supuesto.

-LOBBOSCO: Siguen pescando…                                                 …”

Un aire de asombro y desolación envolvió a los presentes.

En esta situación, el Sr. Interventor del INIDEP Almirante Marcelo Lobbosco sigue colaborando para que los británicos puedan asegurarse la llegada del Calamar a Malvinas y el sostenimiento de los usurpadores ingleses.

*Dr. César Augusto Lerena es Experto en Atlántico Sur y Pesca, ex Secretario de Estado, ex Secretario de Bienestar Social (Ctes) ex Profesor Universidad UNNE y FASTA, Asesor en el Senado de la Nación, Doctor en Ciencias, Consultor, Escritor, autor de 24 libros (entre ellos “Malvinas. Biografía de Entrega”) y articulista de la especialidad

Trabajadores el SOIP se manifestaron ante Trabajo

Sitio de Internet – El Retrato de Hoy – Mar del Plata

En el marco del malestar generado por el retraso de pago de subsidios,  un grupo de trabajadores del Puerto nucleados en el Sindicato Obrero de la Industria del Pescado (SOIP) se manifestaron ante la delegación local del Ministerio de Trabajo provincial.

Teniendo en cuenta que desde marzo se encuentran en la espera del pago de un subsidio prometido por el gobierno nacional, fileteros, trabajadores envasadores, peones, camaristas y de conserveras, entre otros sectores se movilizaron ante las instalaciones de Luro y España, lo cual se da a pocos días de que el gremio exigiera por vías formales a las autoridades de la cartera laboral que precise una fecha de cobro de los Repro.

Los delegados del SOIP presentes en el Ministerio de Trabajo provincial, de Luro y España, denunciaron que  “hace más de dos o tres meses la Provincia nos prometió un subsidio por la falta de trabajo en el Puerto, primero lo quisieron solucionar con el langostino pero la verdad que el langostino no está llegando a Mar del Plata. Han dado trabajo a solo doce personas y somos 5 o 6 mil las personas. Como medida paliativa prometieron un subsidio a través del Repro (Programa de Recuperación Productiva), que corresponde una parte al trabajador y una parte a la empresa”.

Los delegados expusieron que la fecha límite que le habían dado las autoridades para el pago de esos subsidios había sido el 15 de julio y este viernes les informaron que no están los fondos disponibles. “Esto quiere decir que nos mintieron esa vez y no tenemos ni los fondos ni la fecha“, apuntaron.

En cuanto al subsidio, los delegados plantearon que los Repro son fondos que salen de Nación y gestiona la Provincia y remarcaron: “Son tres cuotas de 5 mil pesos. $3 mil para el trabajador y $2 mil  para los empresarios, o sea que estamos hablando de 100 pesos por día” a la vez que aclararon que “el principal pedido es trabajo, no está llegando pescado a Mar del Plata, los barcos que se fueron al sur a hacer el langostino no generan trabajo en tierra porque se congela a bordo y se exporta así que ese es el reclamo y la respuesta de ellos fue este subsidio, pero ni siquiera eso cumplen”.

David Villalba, delegado del Soip, cuestionó la falta de respuestas por parte del Ministerio de Trabajo: “Solamente nos dicen que Nación tiene trabado el dinero que se tendrían que girarnos” a la vez que apuntó: “No queremos Repro, queremos trabajo, pero no hay trabajo; no queremos que nos sigan bicicleteando”.

“Estos tres mil pesos sirven en el momento, pero la gente lo que quiere es trabajar. Con el tema que iba a entrar el langostino es mentira, porque hay una sola empresa que anotó 12 personas, todavía no entró nada. No hay langostino, no hay merluza, tampoco sale esto del repro, que sería una ayuda para la gente”,concluyó.

Daniel Molina Carranza presenta “El problema de la seguridad en la pesca argentina”

Sitio de Internet – Mar y pesca noticias patagónicas

Se trata de un libro fundamental para la actividad a bordo de los buques pesqueros, que tiene como objetivo advertir sobre la grave problemática de la pesca y formar conciencia de la necesidad de solución de la misma. En esta oportunidad Molina Carranza explica la importancia de la nueva edición de este material único, que puede leerse de manera gratuita en formato pdf  a través del  link del Centro Naval  que figura al pie de pagina .

“Hace doce años, los miembros del Comité de Pesca del Centro Naval, realizamos un trabajo titulado “El problema de Seguridad en la Pesca Argentina”, con el objetivo de difundir la grave problemática de la pesca y formar conciencia de la necesidad de solución de la misma. Habiendo pasado más de una década, me propuse efectuar una revisión y actualización de dicha publicación. Además, dada su importancia incluir la ampliación de la plataforma marítima y su incidencia en la pesca, como así también profundizar el aspecto de la milla 201.

Dicho trabajo fue publicado por el Centro Naval. Esa publicación tuvo una amplia repercusión en el medio pesquero, que quedó demostrada, por ejemplo, en que la Provincia de Buenos Aires realizó su propia publicación del contenido, para ser difundido en el ámbito de la pesca bonaerense y también en que los gremios la usaron para trabajar en el mejoramiento de los temas de seguridad y capacitación de los oficiales y la marinería.

Habiendo pasado más de una década, me propuse efectuar una revisión y actualización de dicha publicación. Además dada su importancia incluir la ampliación de la plataforma marítima y su incidencia en la pesca, como así también profundizar el aspecto de la milla 201 y el control de la pesca sobre las especies traszonales. También he ampliado los anexos, por ejemplo el estado actualizado de accidentes en la pesca y la situación de los tratados internacionales, de los cuales La Argentina ha firmado varios que luego no ha refrendado.

Los numerosos accidentes que involucran a buques pesqueros y a sus tripulantes, tanto en la flota argentina como en las extranjeras, hacen oportuno formular un llamado de atención a todos los integrantes del sector, en especial a los armadores y a los organismos estatales de control y formación profesional. Esto desafortunadamente no ha cambiado, la pesca comercial sigue siendo sin duda una de las actividades más peligrosas. Es imprescindible que vuelquen sus mayores esfuerzos en resolver estos problemas de seguridad.

La actividad pesquera presenta a nivel mundial un alto índice de siniestralidad, con muchos trabajadores muertos o incapacitados en forma permanente, debido a accidentes ocurridos en el desarrollo de sus tareas. La Organización Marítima Internacional (OMI) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) han estudiado este tema en profundidad, pero no siempre sus recomendaciones son adoptadas por las naciones que las integran, aún por aquellas que tienen una gran cantidad de buques y hombres dedicados a la pesca.

Según reflejan las estadísticas mundiales, la tasa de mortalidad es muy elevada en comparación con otras profesiones. Si bien los siniestros de buques son la causa más importante de muerte para los pescadores, existen a bordo otras causas, como son los accidentes de trabajo y las enfermedades graves, que también pueden derivar en pérdidas de vidas.

En este sentido, uno de los mayores problemas es la escasa o nula información pública de los países pesqueros sobre incidentes de este tipo. Muchas naciones niegan o minimizan su información, sin tener en cuenta que con los datos que pudiera haber aportado se podría disponer de estadísticas e identificar los problemas fundamentales, para luego sacar conclusiones importantes y darles solución.

En nuestro país la seguridad no afecta por igual a todas las embarcaciones, por cuanto las más pequeñas, artesanales, de rada o ría, y costeras de reducida eslora y tonelaje, son las que sufren más los problemas de seguridad, fundamentalmente por su escasa defensa contra los embates del mar y porque muchas veces no se les realiza el mantenimiento adecuado, ni se las controla, tripula u opera debidamente.

Con sólo comparar las estadísticas disponibles, que no siempre reflejan la verdadera dimensión del problema, los accidentes mortales acaecidos en la industria pesquera a nivel mundial, superan con facilidad a muchas otras ocupaciones que generalmente se consideran más riesgosas. Incluso en los países más adelantados en cuestiones tecnológicas, la tasa de mortalidad es marcadamente superior a la que presentan la mayor parte de las actividades laborales de tierra firme, llegando a relaciones muy altas entre una y otras.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha estimado que en el mundo ocurren por año 24.000 accidentes mortales en el sector pesquero. Según la ONU, se considera que 120.000.000 de personas, entre formales e informales, trabajan en la industria pesquera, aunque sólo la mitad 60.000.000 se encuentran registradas. Si consideramos todos los accidentes laborales que ocurren en el mundo, el 7% de las víctimas mortales pertenecen a la industria pesquera, a pesar de que este sector representa menos del 1% de la fuerza laboral mundial.

De los 24.000 pescadores y personas relacionadas con la pesca que fallecen cada año, y de los que resultan gravemente heridos, incluso de modo permanente, se desprende que la pesca y las actividades relacionadas con ella, se encuentran entre las profesiones más peligrosas. Se da el caso de la gente que trabaja en las piscifactorías sufren a menudo graves problemas de salud, debido a la exposición a sustancias químicas tóxicas…”

El “Holmberg”, en cuenta regresiva para volver a operar

Sitio de Internet – Pescare – Mar del Plata

Tras casi cuatro meses de reparaciones, el buque de investigación del Inidep fue botado en el astillero Tandanor. Llegará a Mar del Plata en los próximos días.

El Inidep volverá a contar con los servicios del buque “Dr. Eduardo Holmberg” a partir de agosto, de acuerdo al cronograma que manejan las autoridades y al que tuvo acceso Pescare.com.ar. En principio, este viernes el buque volvió al agua.

La embarcación dejó atrás las gradas del astillero Tandanor, tras casi cuatro meses de reparaciones. Las tareas incluyeron carenado, limpieza y pintura junto a un recorrido de sus líneas de fondeo (anclas y cadenas).

Además, se reemplazó la hélice, y se realizó una revisión integral de la línea de eje, sistema de gobierno y timón. También hubo un recorrido de plantas propulsoras principales y auxiliares, y los sistemas de refrigeración, hidráulicos y eléctricos.

Otras de las intervenciones tuvieron lugar en la superestructura y en las áreas de uso común como baños, cocina, comedor y laboratorios científicos. El costo de los trabajos rondó los 50 millones de pesos, según el dato ofrecido por el interventor del Inidep, Marcelo Lobbosco.

El casco de la embarcación luce renovado.

“Se estima que el 22 de julio el buque zarpará hacia Mar del Plata para volver a la investigación pesquera”, se informó oficialmente. La etapa por venir se orienta a los últimos ajustes y pruebas de mar antes de volver a zarpar.

La última salida que registra el “Holmberg” se dio en marzo de 2018, cuando los científicos intentaron utilizarlo como plataforma para evaluar especies costeras en la zona de “El Rincón”. La rotura de una camisa del motor empujó su regreso a puerto apenas iniciada la evaluación.

Desde entonces, permaneció amarrado en el muelle de la Base Naval, sumando casi dos años de parado, una inactividad que las autoridades esperan quebrar en el último tramo de 2019 con una campaña orientada hacia merluza.

Pidió barcos pesqueros “como al Belgrano” hundir

Diario Provincia 23 – Ushuaia

“Estamos detrás de todos nuestros pescadores y la restauración de la soberanía sobre nuestras aguas. ¡200 millas de zona de exclusión para cualquier barco pesquero extranjero tendrá el mismo tratamiento que el Belgrano!”, escribió Rowland.

El gobierno argentino condenó “enérgicamente” las declaraciones “lamentables” del eurodiputado británico Robert Rowland, quien emitió esas vergonzosas opiniones a través de las redes sociales.

Buenos Aires.- El eurodiputado británico Robert Rowland es un administrador de fondos de inversión y difundió sus polémicas opiniones en el marco de un intercambio sobre “el restablecimiento de la soberanía” sobre las aguas británicas, festejando la posición de la diputada del Parlamento Europeo June Mummery, que se sumó al comité de pesca del organismo europeo.

En ese marco, el pasado 10 de julio el eurodiputado escribió desde su cuenta de Twitter: “Estamos detrás de todos nuestros pescadores y la restauración de la soberanía sobre nuestras aguas. ¡200 millas de zona de exclusión para cualquier barco pesquero extranjero tendrá el mismo tratamiento que el Belgrano! Bien hecho June. Estamos 110% con usted y nos aseguraremos de que les causes un infierno en el comité”.

El Gobierno argentino condena enérgicamente las lamentables declaraciones del eurodiputado británico Robert Rowland, realizadas a través de redes sociales el día 10 de julio.

Este viernes el gobierno argentino condenó sus “lamentables” declaraciones mediante una declaración de Cancillería, encabezada por Jorge Faurie, que desde su Twitter respondió: “Sus dichos deshonran la memoria de las 323 víctimas que perecieron en el hundimiento del Crucero ARA General Belgrano en 1982, ofenden a sus familiares y demuestran un marcado desprecio por la vida humana”.

Los dichos de Rowland fueron repudiados tanto por Chris Davies, presidente del comité de Pesca del Parlamento Europeo, quien consideró que “es un llamado a la muerte de personas, un llamado a los pescadores de otra nación a morir en nuestras aguas. Eso es malvado. Eso me da náuseas”, como por el embajador inglés en nuestro país, Mark Kent.

“La conflictividad no lleva a nada. Mismo qué hay posiciones diferentes en algunos puntos, siempre que hay que tener respeto. Los valores humanos que nos unen. Tenemos una agenda moderna de beneficio mutuo y una agenda humanitaria. Y seguimos en ese camino. Respetamos los caídos” respondió Kent al tuit de Cancillería.

Alertan sobre riesgos por pesca ilegal en el Mar Argentino y piden más control

Diario de Madryn – Pto. Madryn

La Prefectura ratificó la necesidad de acentuar los controles en el límite Este de la Zona Económica Exclusiva Argentina (ZEE) frente al posicionamiento de los barcos extranjeros, que en reiteradas oportunidades ha incurrido en pesca ilegal. Desde la fuerza emitieron un comunicado donde ponen de manifiesto que la Pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada (INDNR) es una problemática creciente que requiere una enérgica intervención por parte del Estado.

“Es necesario establecer fuertes medidas de control, protección y conservación de nuestras aguas y su biodiversidad (…) Los recursos ictícolas son invaluables para la economía de nuestro país y la de miles de personas que subsisten gracias a esta actividad”, apuntaron.

Impacto en la sustentabilidad de los recursos

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), a nivel global la pesca INDNR representa aproximadamente 26 millones de toneladas de pescado al año, lo que equivale a más del 15 por ciento de la producción total anual del sector.

“Este tipo de depredación tiene un grave impacto en la disponibilidad y sustentabilidad de los recursos pesqueros, ya que las especies capturadas son transzonales y algunas, como el calamar illex, altamente migratorias”, recuerda la nota de prensa.

En este contexto, el principal rol de Prefectura se vincula al despliegue de todos sus medios para el control de la actividad pesquera en conjunto con el patrullaje aéreo y marítimo de la ZEE, principalmente la zona adyacente al límite exterior.

El accionar de la fuerza en números

Durante diciembre de 2017 a mayo de 2018, en coincidencia con la temporada alta para la pesca del calamar, las unidades de Prefectura patrullaron un área de más de 2 millones de millas náuticas cuadradas dentro de la ZEE, lo que representa casi 3 mil horas de trabajo.

“Los resultados de esta intensa operativa policial y de control se reflejan en los 75 buques capturados hasta la fecha, con más de 119.887.142 millones de pesos percibidos por el Estado Nacional en concepto de multas por infracciones a la legislación pesquera”, exponen.

En los últimos cuatro años, Prefectura capturó ocho buques infractores, siete de bandera china y uno de bandera española.

El último caso fue el del chino “Jing Yuan 626” en febrero de este año, que si bien no fue capturado (logró fugarse hacia aguas internacionales) su empresa armadora terminó pagando la multa y los cargos formulados por la Autoridad Marítima junto a los gastos operativos de la persecución.

Prefectura y la pesca ilegal: “Es necesario establecer fuertes medidas de control”

Diario El Chubut – Comodoro Rivadavia

 La Prefectura ratificó la necesidad de acentuar los controles en el límite Este de la Zona Económica Exclusiva Argentina (ZEE) frente al posicionamiento de los barcos extranjeros, que en reiteradas oportunidades ha incurrido en pesca ilegal.

Desde la fuerza emitieron un comunicado donde ponen de manifiesto que la Pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada (INDNR) es una problemática creciente que requiere una enérgica intervención por parte del Estado.

“Es necesario establecer fuertes medidas de control, protección y conservación de nuestras aguas y su biodiversidad (…) Los recursos ictícolas son invaluables para la economía de nuestro país y la de miles de personas que subsisten gracias a esta actividad”, apuntan.

Impacto en la sustentabilidad de los recursos

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), a nivel global la pesca INDNR representa aproximadamente 26 millones de toneladas de pescado al año, lo que equivale a más del 15 por ciento de la producción total anual del sector.

“Este tipo de depredación tiene un grave impacto en la disponibilidad y sustentabilidad de los recursos pesqueros, ya que las especies capturadas son transzonales y algunas, como el calamar illex, altamente migratorias”, recuerda la nota de prensa.

En este contexto, el principal rol de Prefectura se vincula al despliegue de todos sus medios para el control de la actividad pesquera en conjunto con el patrullaje aéreo y marítimo de la ZEE, principalmente la zona adyacente al límite exterior.

El accionar de la fuerza en numeros

Durante diciembre de 2017 a mayo de 2018, en coincidencia con la temporada alta para la pesca del calamar, las unidades de Prefectura patrullaron un área de más de 2 millones de millas náuticas cuadradas dentro de la ZEE, lo que representa casi 3 mil horas de trabajo.

“Los resultados de esta intensa operativa policial y de control se reflejan en los 75 buques capturados hasta la fecha, con más de 119.887.142 millones de pesos percibidos por el Estado Nacional en concepto de multas por infracciones a la legislación pesquera”, exponen.

En los últimos cuatro años, Prefectura capturó ocho buques infractores, siete de bandera china y uno de bandera española.

El último caso fue el del chino “Jing Yuan 626” en febrero de este año, que si bien no fue capturado (logró fugarse hacia aguas internacionales) su empresa armadora terminó pagando la multa y los cargos formulados por la Autoridad Marítima junto a los gastos operativos de la persecución.

Prefectura y la pesca ilegal: “Es necesario establecer fuertes medidas de control”

Sitio de Internet – Pescare – Mar del Plata

Desde la fuerza hicieron un repaso de la actividad que ejercen en el límite de la Zona Económica Exclusiva y llamaron a reforzar la protección de la riqueza ictícola.

La Prefectura ratificó la necesidad de acentuar los controles en el límite Este de la Zona Económica Exclusiva Argentina (ZEE) frente al posicionamiento de los barcos extranjeros, que en reiteradas oportunidades ha incurrido en pesca ilegal.

Desde la fuerza emitieron un comunicado donde ponen de manifiesto que la Pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada (INDNR) es una problemática creciente que requiere una enérgica intervención por parte del Estado.

“Es necesario establecer fuertes medidas de control, protección y conservación de nuestras aguas y su biodiversidad (…) Los recursos ictícolas son invaluables para la economía de nuestro país y la de miles de personas que subsisten gracias a esta actividad”, apuntan.

Impacto en la sustentabilidad de los recursos

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), a nivel global la pesca INDNR representa aproximadamente 26 millones de toneladas de pescado al año, lo que equivale a más del 15 por ciento de la producción total anual del sector.

“Este tipo de depredación tiene un grave impacto en la disponibilidad y sustentabilidad de los recursos pesqueros, ya que las especies capturadas son transzonales y algunas, como el calamar illex, altamente migratorias”, recuerda la nota de prensa.

En este contexto, el principal rol de Prefectura se vincula al despliegue de todos sus medios para el control de la actividad pesquera en conjunto con el patrullaje aéreo y marítimo de la ZEE, principalmente la zona adyacente al límite exterior.

El accionar de la fuerza en números

Durante diciembre de 2017 a mayo de 2018, en coincidencia con la temporada alta para la pesca del calamar, las unidades de Prefectura patrullaron un área de más de 2 millones de millas náuticas cuadradas dentro de la ZEE, lo que representa casi 3 mil horas de trabajo.

“Los resultados de esta intensa operativa policial y de control se reflejan en los 75 buques capturados hasta la fecha, con más de 119.887.142 millones de pesos percibidos por el Estado Nacional en concepto de multas por infracciones a la legislación pesquera”, exponen.

En los últimos cuatro años, Prefectura capturó ocho buques infractores, siete de bandera china y uno de bandera española.

El último caso fue el del chino “Jing Yuan 626” en febrero de este año, que si bien no fue capturado (logró fugarse hacia aguas internacionales) su empresa armadora terminó pagando la multa y los cargos formulados por la Autoridad Marítima junto a los gastos operativos de la persecución.

Empresa invertirá u$s 3 millones en la planta de pescados

Diario La Mañana de Neuquén – Neuquén

Se trata de la que se construyó en la localidad de Piedra del Águila.

 “La provincia del Neuquén tiene recursos acuícolas de calidad, y la calidad tiene como cimiento y base el cuidado, la protección y el respeto del medioambiente”, expresó el gobernador Omar Gutiérrez tras la apertura de sobres de la licitación pública para la operación y administración de la planta de procesamiento de pescados de Piedra del Águila, que estará a cargo de IDRIS Patagonia SA.

La empresa invertirá tres millones de dólares en la planta que fue construida por el Centro Pyme-Adeneu, organismo dependiente del Ministerio de Producción e Industria. Acompañado del ministro de dicha cartera, Facundo López Raggi, y de la intendenta de Piedra del Águila, Adriana Figueroa, Gutiérrez destacó a la empresa que presentó la oferta, “que tiene una gran trayectoria, idoneidad y capacidad en el desarrollo acuícola”.