Langostino: el mal tiempo pone en pausa el último tramo de la temporada

Sitio de Internet – Pescare – Mar del Plata

Buena parte de la flota se refugia ante las condiciones climáticas adversas, mientras las autoridades analizan la evolución de las capturas.

Los fuertes vientos patagónicos generaron un paréntesis en la actividad de la flota que opera sobre langostino en aguas nacionales. En las últimas horas, los barcos buscaron refugio ya sea en puerto o sobre el Golfo Nuevo.
El mal tiempo, que se espera continúe durante los próximos días, puso en pausa el último tramo de la temporada; aunque todavía no está definida una fecha de cierre, ni tampoco cuándo se clausurarán los despachos a la pesca.

Al respecto, el subsecretario de Pesca de la Nación, Juan Bosch, le señaló a Pescare.com.ar que aguarda datos de los observadores de a bordo para tener mayores precisiones respecto a la evolución de capturas y fauna acompañante.

“Estoy esperando información del Inidep, el miércoles voy a tener un informe para trabajar”, expuso lacónico. En cualquier caso, los armadores locales proyectan que la zafra podría extenderse por algunas semanas más.

Antecedente

Vale recordar que el año pasado la operatoria de la flota tangonera dentro del Área de Veda Permanente de Merluza finalizó el 31 de octubre; aunque las zarpadas de los buques se habían permitido hasta el 21 de octubre.

De acuerdo a información extraoficial, durante los últimos días la pesca tuvo rendimientos variables: “Ayer se había completado un buen día de trabajo, después se cortó por las condiciones climáticas”, ejemplificó un operador consultado.

Las variables que considerarán las autoridades para adoptar medidas de manejo están ligadas al porcentaje de hembras maduras que se detecten en las redes junto con la interacción del marisco con merluza, fundamentalmente por tratarse de un área de protección para la hubbsi.

Descargas e investigación

Mientras tanto, el volumen descargado de langostino trepó hasta las 192.953 toneladas. De ese total, 39.949 toneladas fueron desembarcadas en agosto y 36.231 toneladas, en septiembre. En ambos períodos se marcó un pico de actividad.

Por otra parte, de cara a la temporada 2019 ya se está pensando en realizar una nueva campaña de investigación desde un buque de la flota comercial. El Inidep todavía no tiene fecha de inicio fijada, pero se realizaría en noviembre.

La idea es verificar la presencia de concentraciones, analizar la distribución espacial de las hembras maduras y de las impregnadas, muestrear el número de reproductores y las condiciones de las larvas, además de cuantificar y muestrear la captura incidental. La información será fundamental para proyectar el futuro de la pesquería.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *